Obturación de Filtraciones
La causa inicial de filtraciones en las construcciones, es la discontinuidad del componente constructivo impermeable.
La mayor dificultad para la reparación de ese tipo de patologías, es acceder a la posición de ruptura de la capa impermeable, para su reconstitución.
Para explicar el procedimiento pongamos como ejemplo un nuevo edificio en la zona de Puerto Madero, que en su planta de basamento, se conjugaban todas estas dificultades.

Por las características del emplazamiento, la estructura y sus deformaciones, vibraciones de servicios y equipos, el impermeabilizante y su reparador tenía que ser elástico. Se exigía además, una imprescindible adherencia, que el material de reparación debía presentar con el impermeabilizante inicial y el mismo soporte estructural.
El material de impermeabilización debía penetrar por las mismas canalizaciones que el agua había utilizado para su ingreso, reaccionando con ella, expandiéndose y desplazándola.

Logramos que esto ocurriera con el sistema de filtraciones mediante inyecciones con geles elásticos e hidroexpansivos de copolímeros acrílicos ZP-5.
El procedimiento de ejecución consistió en perforar el componente constructivo desde su interior en los puntos y grietas por las cuales se manifestaban las filtraciones.
Aun con ingreso de agua por las perforaciones, se inyectó en ellas el líquido sellador formando contra la cara externa del soporte, un gel impermeable y elástico.
Dado que la inyección penetra a presiones variables de acuerdo con el requerimiento del emplazamiento, el líquido sellado desplazó al agua y penetró en los poros , fisuras y grietas por las que se exteriorizaba la filtración, cubriéndolas definitivamente.
ZP-5 se mantendrá hidroexpansivo e impermeable aún en prolongados lapsos de sequía, manteniendo al conjunto estanco y al subsuelo totalmente seco.